1.24.2016

Skywalkers o patines eléctricos, la nueva forma de moverse


Tras el éxito del Segway dicen que el regalo estrella y de moda para estas Navidades es el monopatín eléctrico auto-equilibrado. Hay muchísimos de ellos, con precios variadísimos que parten de los, aproximadamente, 150 € y a partir de ahí "hasta donde se quiera". Me ha llamado la atención que incluso en los supermercados DIA hayan puesto uno de oferta. También me ha llamado la atención la velocidad que pueden alcanzar, teniendo en cuenta que un ser humano "a paso ligero" no va más allá de los 6 km/h, estos patines ("skywalker" o scooter eléctrico, como también se les llama) pueden llegar hasta los 18 km/h. No se si tenéis una referencia de cuanta velocidad es esta (si normalmente usáis coche me imagino que no), pero una persona en bici, en cuestas, afortunada es si va más allá de los 16-17 km/h. O sea, que corren bastante.

Sus motores (poseen dos, uno en cada rueda) son de 350W. Es la mitad (aproximadamente) de la potencia de un percutor eléctrico. La mitad -también aproximada- de las rpm de una lavadora a su ritmo más bajo. Es decir: además de correr, que corren, son bastante potentes.




Esos no son todas sus ventajas. El material con el que está hecho es de plástico, las ruedas no se pinchan, se puede transportar fácilmente en una mochila (que suelen venir incluidas en el pack de venta), tarda sólo dos horas en recargarse las baterías (que además puedes hacerlo durante 1.000 veces sin que pierda efectividad) y puede funcionar tranquilamente en temperaturas extremas, desde -20 grados, hasta los 60ºC. Para ponernos en perspectiva: funciona en rangos de los mismos relojes de aventura Pro Trek o Suunto.

Pero antes de que corráis a reservar uno para vosotros, esperad. No es oro todo lo que reluce, y aunque en las tiendas y en las páginas de venta nos lo ponen todo muy bonito, la realidad con la que nos vamos a encontrar es muy diferente.


En primer lugar, el transporte. Se venden como vehículos que puedes llevar contigo fácilmente, y transportarlos de un sitio a otro. Si sales de casa con él y lo usas hasta la puerta de la oficina, y luego lo subes en el ascensor en su bolsa de transporte, no hay problema. Perfecto. Pero si quieres llevártelo de aventura contigo en un fin de semana, piénsalo antes un poco. Sus medidas no son grandes, pero tampoco pequeñas, o dicho de otra manera: puede "estorbar" si lo llevas contigo en un transporte público, o simplemente si lo cargas en un sitio donde haya mucha gente. Mide 58,4 x 18,6 x 17,8 ctms. Es bastante largo, más de medio metro de largo.

Pero sus dimensiones no son lo peor. Lo peor es su peso, que son en torno a los 11 kgs. Llevar once kilos en una bolsa de mano durante cinco o diez minutos, pues no hay problema. Pero llevar eso durante media hora, o una hora, en una salida que quieras hacer por el monte o la ciudad, vas a acabar con las ganas de tirar el aparatito al río. Si no me lo crees, prueba a transportar una de esas garrafas de agua que venden en los supermercados de 6 litros (mucho menos peso que esos 11 kilos, casi la mitad de peso) durante un rato y luego me cuentas. 11 kilos es muchísimo peso. Si quieres salir con él para transportarlo por donde vayas con el ánimo de hacer más agradables tus paseos o tus salidas al campo, vas a alucinar cuando lo tengas que cargar. A no ser que tu ruta sea muy corta, muy, muy cortita, que no te quedes sin batería. Porque he ahí otro inconveniente, obvio: la autonomía.


Oficialmente la autonomía que dan es de 10 a 35 km. Quedarás asombrado al notar la enorme diferencia que hay entre 10 y 35 kilómetros. En efecto: los fabricantes siempre te dirán que sus vehículos eléctricos tienen una rango de autonomía asombroso. Pasa con las bicis eléctricas, pasa con las motos eléctricas, y pasa también con aparatos como este monopatín eléctrico. Esos 35 kilómetros ni en sueños los lograrás, qué más quisiéramos, pero no. Los 35 km de autonomía están obtenidos bajo condiciones óptimas de circulación, sin viento, sin baches, sin cuestas, a un ritmo adormecedoramente y soporíferamente lento y, por supuesto, con una carga de un adulto "sin sobrepeso". Un cuerpo ideal. En la práctica su autonomía verás que se queda más cerca de los 10 km que de los 35 km. Obviamente, 10 km. siguen siendo bastantes para un paseo por la ciudad, pero si no tienes problemas de movilidad 10 kms es una distancia no demasiado grande. De hecho normalmente hago cada día 7 kilómetros, y los hago "en un suspiro". ¿Merece la pena llevarse este aparato para ahorrarte ese desplazamiento? Además, si el trayecto que vas a recorrer sale de piso asfaltado o de acera, ya no podrás usarlo, por lo que también depende mucho de qué ruta vayas a hacer.

Y, por último, pero no menos importante, el precio. El del DIA (precio sin oferta) ronda 500 €. Es un precio escandaloso, obviamente hay otros modelos con precios más asequibles, pero también con menor autonomía y velocidad. Pero por esos precios ya te puedes comprar una bicicleta eléctrica y, si te quedas sin batería (lo que probablemente te vaya a pasar más pronto que tarde) al menos podrás regresar dando pedales, y no tendrás que cargar con un "peso muerto" de 11 kilos bajo el brazo.


¿Para quienes están pensados, pues, este tipo de aparatos? Pues para gente que le guste pasar un rato divertido en ellos (como los mismos Segway), que les apetezca pasar una tarde agradable jugando con sus hijos, y para desplazamientos muy cortos en interiores. Para distancias más grandes yo no aconsejaría el riesgo de que te deje colgado, porque como tengas que regresar con él bajo el brazo te acordarás de la familia de todos los inventores de este artilugio.